Noticias

Entérate de todo lo relacionado con el mundo KAISEN101

Administradores y arquitectos acuerdan medidas para que no se colapse la ITV de pisos

Los colegios profesionales evitarán que las evaluaciones de edificios de más de 50 años se acumulen al final del año de plazo

Pablo Castaño Oviedo 12.07.2017 | 04:47

Anselmo Gómez y Sonia Puente firman el convenio de colaboración.
                                                                                                                                                             Anselmo Gómez y Sonia Puente firman el convenio de colaboración. P. C.
El Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias y el Colegio de Administradores de Fincas pondrán en marcha iniciativas conjuntas para informar a las comunidades de propietarios sobre la obligatoriedad de llevar a cabo la nueva “ITV” de los edificios cuando estos superan los 50 años de antigüedad. Los dos colegios tratarán de evitar que las inspecciones, que deberán llevarse a cabo antes de junio del próximo año, se acumulen en las últimas semanas, lo que podría provocar un colapso que impida a los propietarios cumplir con la normativa, lo que acarrearía sanciones.

“En parte está en nuestra mano evitar que se acumulen las inspecciones. Los administradores de fincas sabemos la fecha de edificación de los inmuebles y podemos ponernos a caminar antes de que los ayuntamientos elaboren los censos de viviendas de más de 50 años. Tenemos que advertir a los propietarios de que hay que hacer la evaluación y ponernos en contacto con los técnicos para llevarla a cabo”, señaló Anselmo Gómez, presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Asturias, que ayer firmó un convenio de colaboración junto a Sonia Puente, decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias. “El convenio establece, entre otros puntos, que empecemos a trabajar para dar una mayor información sobre las inspecciones técnicas de los edificios a las comunidades de propietarios, establecer unos cauces mayores -mediante charlas, encuentros y similares- que permitan que los usuarios tengan información mas allá de la suministrada por los administradores de fincas”, destacó Sonia Puente.

Los edificios que hayan sido construidos antes de 1964 en Asturias (entre 8.000 y 20.000 según estimaciones del Principado que los ayuntamiento deberán confirmar) tienen de plazo hasta junio de 2018 para presentar el denominado informe de evaluación de edificios (IEE), un estudio técnico que debe ser elaborado por un arquitecto o un aparejador y que debe centrarse en tres aspectos: el estado de conservación del edificio, su eficiencia energética y su accesibilidad. Una vez evaluados esos aspectos el técnico tendrá que emitir un juicio sobre si el bloque de pisos está en buenas condiciones o si tiene deficiencias. En ese último caso, el arquitecto o aparejador deberá analizar las causas, especificar una posible solución y dar un plazo para que la comunidad de propietarios subsane la deficiencia en función de la complejidad y la urgencia. “Afortunadamente, en la redacción final de la normativa se eliminó el plazo fijo de ejecución de las obras, se ha dado mayor margen”, señaló el presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Asturias, que destacó que en los edificios de más de 50 años viven muchas personas con escasos recursos y población mayor “por lo que sería bueno que hubiera subvenciones para las personas más necesitadas”.

Las ayudas públicas

La presidenta del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias apuntó que el Principado concede subvenciones para financiar hasta el 50% del coste de los informe de evaluación de edificios (dotadas con 70.000 euros anuales ampliables hasta 100.000) y para llevar a cabo las reformas, aunque en este último caso señaló que los plazos suelen ser muy ajustados. Pese a la anunciada voluntad pedagógica, ni Sonia Puente ni Anselmo Gómez quisieron hacer ayer una estimación del coste medio que tendrá para cada propietario la “ITV” de los edificios. Se limitaron a apuntar que el precio del informe de los técnicos depende de muchos factores (como el número de viviendas, sus superficies…) y de la calidad del estudio. “Nadie da duros a cuatro pesetas”, se limitó a señalar la presidenta del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias. No obstante, según diferentes empresas, el coste por propietario de vivienda podría rondar de media los 100 euros.

FUENTE: La Nueva España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *